Por estas 5 razones te cuesta desarrollar tus glúteos
Rate this post

Los glúteos, al igual que otras partes de nuestro cuerpo, como lo es el abdomen, son uno de los depósitos favoritos de nuestro cuerpo para almacenar grasa. Son una parte más complicada de trabajar de lo que parece, por lo que en muchas ocasiones, nos encontramos el problema de que no nos está creciendo todo lo que nos gustaría.

5 Razones por las cuales tus glúteos no crecen

Por ello, en el artículo de hoy, os voy a dar una serie de claves por las cuales vuestros glúteos no se están desarrollando. Veréis, que tienen mucho más sentido de lo que pensáis, y a menudo el problema reside en que no estamos enfocando la situación de la manera correcta.

Problema número 1 – Mala selección de ejercicios

Los ejercicios que elijamos, marcarán el devenir del desarrollo de nuestros glúteos. Hay ejercicios, que sin duda, son más útiles que otros a la hora de estimularlo. Por ejemplo, las sentadillas no son tan útiles como hip thrust a la hora de potenciarlo. Y no es algo que diga yo, sino que está demostrado a través de electromiografía. De hecho, es el ejercicio estrella de Bret Contreras, conocido como el “hombre glúteo”por lo que se ha centrado en el estudio de esta parte del cuerpo.

Pero, además de realizar determinados ejercicios que funcionan bastante bien a la hora de muscular nuestro glúteo, es muy importante combinarlos bien. Aunque el leg slide y el wall press sean muy buenos ejercicios, quizá sea bastante carga de trabajo para la musculatura del glúteo medio. Por ello, además de escoger con cabeza los ejercicios, deberemos adaptarlos cada uno a cada parte de las que se compone el glúteo.

Problema número 2 – Incorrecta alimentación

La dieta, es uno de los factores más importantes a la hora de provocar cambios en nuestra composición corporal. Si realmente, queremos que nuestros glúteos crezcan bien, deberemos alimentarnos adecuadamente. Y es que, la dieta marcará que el volumen del glúteo sea grasa o masa muscular. Para conseguir provocar cambios a nivel del que el glúteo nos crezcan deberemos consumir más calorías de las que necesitamos para mantenernos. El cuerpo, salvo determinadas excepciones, no puede aumentar masa muscular y perder grasa de manera simultánea.

¿Y qué debemos hacer por lo tanto? Sencillo, controlar los macros e ir ajustando. El consumo de hidratos de buena calidad, es fundamental. Combinar hidratos complejos y sencillos, hará que nos permita nuestro cuerpo tener energía de buena calidad. Las proteínas, también son muy importantes, debiendo de consumir entre 1,5-2g de proteína por kilo de masa muscular. Y aunque podamos pensar, que las grasas se deban restringir al máximo, las cosas no funcionan así,

Problema número 3 – Excesivo entrenamiento

A veces, el remedio es peor que la enfermedad. Y es que, pretendiendo en ocasiones dar más tamaño y fuerza a nuestros glúteos, conseguimos lo contrario. Dar mucha carga de trabajo a este músculo, sin duda lo que hará es el efecto contrario.

Cuando machacamos al glúteo con repeticiones y series pesadas, tarde o temprano, lo agotaremos. Y uno de los problemas más grandes del sobreentrenamiento, es que nuestro cuerpo, en vez de desarrollar nuevos tejidos musculares a través de la estimulación muscular (descanso y alimentación), las destruirá. Por así decirlo, se revierte el proceso, y al estar tan machado el cuerpo, elimina tejidos musculares para dotarnos de energía.

Por tanto, realizar una rutina correctamente programada, es clave para la consecución de nuestros objetivos. Entrenar horas y horas, poco sentido tendrá.

Problema número 4 – Genética

Aunque es un aspecto con el cual nos ha tocado nacer, y no podemos hacer realmente nada, la genética influye bastante en la capacidad que tenemos de hacer desarrollar determinados grupos musculares. Estoy seguro, de que habéis comprobado, que ciertas partes de vuestro cuerpo se desarrollan con mayor facilidad que otras, y que con mucho menos entrenamiento crecen.

Y en efecto, es que la naturaleza nos ha creado con formas y capacidades diferentes. Puede, que una de las razones que se encierre detrás, sea esta precisamente. Pero no os alarméis, que a todos nos ocurre. En mi caso particular, una de mis zonas más débiles son los pectorales, y trato de darla mayor énfasis y trabajo a la hora de desarrollarlas. Y os aseguro, que probando y cambiando la forma de trabajar, se consiguen resultados. Únicamente, que nuestras zonas más débiles, requieren más dedicación que el resto.

Problema número 5 – Hábitos poco saludables

El último de los aspectos importantes sobre cómo conseguir aumentar los glúteos, o las razones por las cuales no lo conseguimos, son los malos hábitos. Fumar, beber alcohol, vivir una vida con estrés…son factores que afectan bastante a nuestra composición corporal. Más de lo que llegamos a pensar.

El alcohol y el tabaco, son sustancias venenosas para nuestro organismo. Que nos afecten poco a corto plazo, no significa que tengan un efecto devastador en nuestro cuerpo a la larga. Haciendo que nuestros glúteos tiendan a acumular más grasa, siendo factores facilitadores de la celulitis.

Pero, el estrés es una causa silenciosa y peligrosa. Deberemos prestar bastante atención, al descanso, que además de permitir recuperarse a nuestro cuerpo, le ayuda a que regule sus funciones básicas. Quitarle horas de sueño, se acaba pagando, y es que el cuerpo se vuelve menos eficiente generando masa muscular, y se vuelve más óptimo acumulando grasa.

Así, que ya sabéis cuáles son algunos de los puntos con los que más cuidado deberemos tener si queremos que nuestros glúteos crezcan.

Summary
Article Name
Por estas 5 razones te cuesta desarrollar tus glúteos
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general