Pastillas para adelgazar: Tipos y efectos
Rate this post

Tomar pastillas para adelgazar, puede no resultar en la pérdida de peso por sí mismo. Pero el uso de pastillas para adelgazar puede ayudar a una persona con sobrepeso al mantener una determinada dieta porque casi todos estos medicamentos funcionan a la hora de suprimir el apetito.

La inhibición del apetito puede estar relacionado con una serie de procesos bioquímicos en el cuerpo. Las señales para indicar esta sensación de plenitud, pueden provenir de las células de grasa y del tracto gastrointestinal; éstos convergen con las señales en el sistema nervioso central que emiten estas señales.

Los supresores del apetito, tienen como objetivo, alterar dos de los neurotransmisores clave en este proceso: la serotonina y la norepinefrina. El aumento de los niveles de serotonina en consecuencia, provocan una sensación de plenitud.

El aumento de los niveles de norepinefrina estimulan el sistema nervioso central, disminuyendo el apetito. Sólo hay un tipo de fármaco, entre las pastillas para adelgazar que funciona de una manera diferente: el orlistat. Este producto trabaja en el tracto gastrointestinal para prevenir la absorción de alrededor de un tercio de la grasa ingerida.

Pastillas para adelgazar

Pastillas para adelgazar – Tipos

Las pastillas para adelgazar son especialmente importantes los más adecuados para las personas con un IMC de 27 o mayor, cuando al menos confluye otro factor de riesgo (como la diabetes o el colesterol alto) presente, o en pacientes con otros factores de riesgo que tienen un IMC de 30 o más. Sin embargo, estas directrices no son absolutas.

Por norma general, las principales  pastillas para adelgazar son medicamentos estimulantes del sistema nervioso central, que ayudan a reducir el apetito. La sibutramina (Meridia) aumenta los niveles de serotonina y norepinefrina, que nos ayuda a sentirnos más llenos.

El orlistat impide que una cantidad considerable de la absorción de grasas en el intestino. Independientemente de cómo funcionan estas pastillas para adelgazar, el efecto que tienen es sobre nuestro sistema orgánico para evitar que consumamos más calorías, pero por ellas mismas, no se pierde peso.

Pastillas para adelgazar – Efectos secundarios

Los efectos secundarios de las pastillas para adelgazar suele ser hipertensión pulmonar, mayor riesgo de contraer la enfermedad valvular del corazón, aumento de la tasa de presión arterial, aumento del pulso y del corazón, agitación, mareos, insomnio, sequedad de boca y estreñimiento.

Antes de comenzar cualquier a tomar cualquiera de las pastillas para adelgazar, deberemos consultar con nuestro médico sobre posibles adversos que pueden provocarnos el consumo de dichos productos en nuestro organismo. Además, debido a la propensión a desarrollar tolerancia a este tipo de productos, están indicados para ser usadas a corto plazo.

Personas que padezcan o hayan padecido tiroides, enfermedades del corazón, presión arterial alta, problemas de tiroides, glaucoma, o epilepsia pueden no ser tolerantes a este tipo de pastillas para adelgazar.

Pastillas para adelgazar

Sibutramina

Los efectos secundarios de la sibutramina son:

  • Dolor de cabeza
  • Sequedad de boca
  • Anorexia
  • Estreñimiento
  • Insomnio
  • Secreción nasal
  • Dolor de garganta.
  • Presión arterial elevada

Orlistat

Los efectos secundarios son:

  • Diarrea
  • Deposiciones aceitosas
  • Flatulencia
  • Disminución en la absorción de la vitamina soluble en grasa.

Diethylpropion

Los efectos secundarios son:

  • Alucinaciones
  • Psicosis tóxica
  • Aumento de la tensión
  • Convulsiones a personas que padecen epilepsia

Fentermina

Los efectos secundarios de este tipo de medicamento son:

  • Hipertensión pulmonar
  • Desmayos
  • Edema
  • Dolores en el pecho
Summary
Article Name
Pastillas para adelgazar: Tipos y efectos
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general