Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar
Rate this post

La hipertrofia muscular implica un aumento en el tamaño del músculo esquelético a través de un aumento en el tamaño de las células que lo componen. La hipertrofia  se puede dividir en dos categorías diferentes: miofibrilares y sarcoplásmica.

Cada uno de estos tipos específicos de hipertrofia muscular se traducirá en el aumento de tamaño de las células, pero no tienen un efecto similar. La hipertrofia sarcoplásmica se centra en aumentar el tamaño real del músculo, y ignorando la ganancia de fuerza. La hipertrofia miofibrilar se centrará más en aumento de la fuerza y menos en un aumento en el tamaño del músculo esquelético.

No obstante, cabe matizar, que es muy complicado diferenciar entre ambos tipos El ritmo que cada uno se desarrolla puede variar entre las personas. Las habilidades en el entrenamiento de fuerza y los factores genéticos complican el tema mucho. Esto ha llevado a algunas conclusiones cuestionables al respecto del tema. A pesar de la popularidad de la  hipertrofia sarcoplásmica, la ciencia no suele apoyar la distinción.

Esta teoría intenta explicar por qué los culturistas tienen un aspecto diferente de otros atletas. Para ello, se separa el culturismo de la fuerza o el entrenamiento de fuerza. Tienes que entrenar diferente para optimizar cada meta, eso es algo básico.

Hipertrofia sarcoplasmática – Origen

La teoría se basa en fuentes rusas. Ninguna investigación parece respaldar la diferencia entre ambos tipos de hipertrofia. Supertraining de Mel Siff y Ciencia y Práctica del Entrenamiento de la Fuerza de Vladimir Zatsiorsky son dos de los máximos exponentes que hablan sobre el asunto.

Vamos a tratar en profundidad cada uno de los tipos de hipertrofia:

La hipertrofia miofibrilar

La hipertrofia miofibrilar , explicado más en profundidad, es el crecimiento de las partes contráctiles del músculo. Las fibras más grandes aumentarían la fuerza, lo que significa más fuerza y ​​velocidad, que es lo que busca mejorar el entrenamiento funcional.

La construcción de estos componentes se trabaja con:

  • Repeticiones pesadas realizadas de forma rápida (1-6)
  • Largos períodos de descanso
  • Menos volumen

La hipertrofia sarcoplásmica

La hipertrofia sarcoplásmica es el crecimiento de plasma, orgánulos, y proteínas no contráctiles. Esto puede venir de una demanda de más de glucógeno y ATP. Los músculos necesitan trabajar más tiempo, a menor intensidad. Esto permitirá ganar volumen muscular, pero no crecerán las propias fibras de fuerza máxima excesivamente.

Esto añadiría masa muscular menos funcional. Reducirá, por tanto, la fuerza relativa añadiendo peso corporal menos útil. Los métodos de entrenamiento serían inútiles para atletas olímpicos.

Esto se debe trabajar de la siguiente forma:

  • Pesos medios, con un rango de repeticiones de 8-16
  • Descansos de 0-3 minutos
  • Buscar la congestión

Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar – Genética

Las autoridades deportivas, afirman que cierta superposición, indicando que existe un término medio de ambos tipos de hipertrofia. Consideremos que los culturistas y levantadores de potencia difieren en función de sus genes y otros factores ambientales.

Los atletas se someten a un proceso de autoselección, gravitando hacia lo que mejor saben hacer. A continuación, en su mayoría, adoptan rutinas de entrenamiento que realizan en su entorno.

En caso de que prospere, se puede asumir que tenían los rasgos innatos adecuados para su deporte. La competencia elimina a los que no tienen la base genética adecuada para un determinado deporte. Evidentemente, un durísimo entrenamiento será necesario para que consigan alcanzar las metas.

Tanto el culturismo y powerlifting, buscan la construcción de tamaño y fuerza. La fisiología establece que un músculo más grande siempre produce más fuerza. Los estudios no muestran ninguna diferencia entre los tipos propuestos de crecimiento. La relación  de ambos tipos de hipertrofia se desarrollaría de acuerdo a la genética.

Los elementos no contráctiles no causan un aumento de tamaño apreciable. O bien crecen junto a la hipertrofia miofibrilar o mejoran más con duraciones más largas que incluso el culturismo.

Esto explica por qué el entrenamiento a intervalos no produce  gran tamaño muscular. La hipertrofia sarcoplásmica aumentaría con la resistencia muscular. La resistencia y la fuerza son muy diferentes. Sólo el entrenamiento de fuerza puede llevar a los músculos más grandes.

hipertrofia sarcoplasmática

Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar – Culturistas

Los culturistas necesitan más músculo debido al tipo de actividad que desarrollar. Ganan menos masa por unidad de fuerza. El cuerpo funciona de manera eficiente y sólo construye lo que se busca. Los cuerpos aumentan más músculo para manejar cargas más pesadas.

Los mejores culturistas tienen fibras musculares largas. Estos vientres dan más espacio para el crecimiento. El espacio extra les permite crecer tanto en tamaño como en fuerza.  Cualquier culturista decente tiene una gran fuerza y ​​un buen número de powerlifting vienen del culturismo.

Muchos podrían tener éxito en los deportes que requieren velocidad y concentración, si se enteraron en las habilidades necesarias para ello. En cambio, se quedan con lo que les gusta y lo que hacen mejor.

Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar – Atletas

La fuerza y ​​la velocidad dependen de factores neurales y mecánicos de tamaño superior. Los más poderosos pueden activar más fibras musculares a la vez. Su entrenamiento también desarrolla las habilidades necesarias para levantar pesos muy pesados ​​o aplicar mucha velocidad a un determinado movimiento (potencia)

Grandes atletas, están muy marcados y definidos, a consecuencia de la dieta que siguen. Los atletas más pequeños nunca necesitan crecer mucho en el primer lugar, ya que reciben suficiente fuerza del músculo que tienen y pueden beneficiarse de su efecto relativo (fuerza/peso).

Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar – Cambiar el concepto

Muchos temen seguir el entrenamiento adecuado para conseguir el objetivo equivocado, por lo que puede utilizar un enfoque que funciona mal. Deberíamos centrarnos entrenar con mejor técnica, para crecer fuertes, con los ejercicios básicos.

Los principiantes tienden a evolucionar mejor con más repeticiones. Repeticiones bajas pueden funcionar mejor para atletas avanzados. Tan bajo como 1 y tan alto como 30 repeticiones puede ser efectivo. Una vez que establezcamos el rango, agreguemos peso tan a menudo como sea posible para ir mejorando (pero que seamos capaces de manejar bien).

Hacer más de 30 repeticiones mejoran otros factores que compiten con el tamaño y con  la fuerza. El exceso de ácido láctico interfiere con la tensión. Deberemos establecer un rango en función de lo que queramos mejorar.

Tanto el tamaño y la fuerza se desarrollarán a medida que se sube de peso.  El mundo de deporte actual hace que hoy en día todo parezca muy difícil. Deberemos hacer las cosas más fáciles. Entrenar duro, en uno u otro sentido, acabará por mostrar resultados en las ganancias de fuerza y masa muscular.

Os vamos a dejar un vídeo, que os aporte más información sobre el tema:

Summary
Article Name
Hipertrofia sacroplasmática vs hipertrofia microfibrilar
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general