¿Ganas grasa sin conocer la razón? Quizá sea problema de la resistencia a la insulina
Rate this post

Hay en ocasiones, que por mucha dieta que hagamos, no somos capaces de perder la grasa que nos queda. Aunque no lo sepáis, la resistencia a la insulina puede ser la causa. Y es que ésta, puede provocarnos que ganemos o perdamos grasa con facilidad.

Las personas con diabetes conocen bastante bien el funcionamiento de esta hormona. La que principalmente, se encarga del control de la glucosa en sangre. Pero es preciso, que en primer lugar, comprendamos qué se entiende por la resistencia a la insulina. Y es, precisamente lo que voy a hacer ahora mismo.

¿Qué es la resistencia a la insulina?

En primer lugar, comprendamos qué es la insulina. Ésta, es una hormona anabólica que se produce cuando consumimos carbohidratos. El azúcar, o alimentos como el arroz (descubre aquí sus beneficios) se transforman rápidamente en glucosa en nuestro riego sanguíneo. El trabajo de la insulina, es depurarla, porque es negativa para nuestra salud si se concentra en sangre.

Es la insulina, la responsable de que no quememos grasa. Es decir, como tengamos la insulina elevada, nos costará mucho más eliminar tejido adiposo. De hecho, se optimizan los canales de almacenamiento de la misma en el cuerpo, almacenando el músculo más grasa de la necesaria.

Cuando consumimos mucho azúcar, nuestro cuerpo se vuelve resistente a la insulina. ¿Y qué significa ésto? Que necesitaremos una mayor cantidad de insulina para almacenar la glucosa. Teniendo los niveles de insulina elevados, estaremos acumulando más grasa con facilidad. La que puede desembocar, en una diabetes.

De todos modos, para aquellos que queráis saber más sobre la insulina, os recomiendo el siguiente artículo. En él, traté más a fondo, sobre dicha hormona anabólica:

¿Qué factores provocan que tengamos una mayor resistencia a la insulina?

resistencia a la insulina

Combatir a la insulina, como remarqué anteriormente, es hacer frente a la batalla contra la acumulación de grasa. Especialmente, de la grasa que se acumula en nuestro abdomen. A continuación, haré énfasis sobre cuáles son los principales factores por los cuales ganamos grasa:

Condiciones genéticas

Uno de los principales factores para comprender adecuadamente la resistencia a la insulina. Es decir, algunos sujetos tienen una mayor predisposición a desregular los niveles de glucosa, y que se necesite más insulina para depurarla. De hecho, su hígado controla peor la producción de glucosa, inhibiendo peor la acción de la misma.

Género

Hay diferencias significativas en la resistencia a la insulina entre hombres y mujeres. Las chicas, por norma general, tienen un 30-40% más de grasa que los hombres en su cuerpo.

Pero ésto, es en caso de no haber sufrido la menopausia, ya que antes tienen una menor tendencia a acumular grasa en el abdomen. De hecho, tienen una menor resistencia a la insulina antes de llegar a esta etapa tan peculiar de su vida.

No obstante, cuando llegan a la menopausia,el asunto cambia. Se desregulan a nivel hormonal, lo que provoca que tiendan a acumular más grasa con mayor sencillez. Se asocia esta mayor acumulación de grasa con la cantidad de estrógenos acumulados en el organismo.

Dieta

El exceso de nutrientes, especialmente de hidratos de carbono, provocamos que aumente la resistencia a la insulina. Hay demostraciones, que apoyan que la resistencia a la insulina tiene más que ver con el global de calorías, que con la distribución de los nutrientes.

De todos modos no son concluyentes, y creedme, en que el consumo de un exceso de alimentos ricos en azúcar, incrementará notablemente nuestra resistencia a la insulina.

Ejercicio físico

El deporte, es uno de los mejores sistemas que podemos utilizar para mejorar la resistencia a la insulina. Es muy importante, ya que nos ayuda a que los mecanismos de envío de proteína al músculo mejoren. Entrenar con regularidad, provocará que la glucosa fluya desde la sangre hacia las células musculares de manera más eficiente.

Pero no acaban ahí los beneficios del deporte en este sentido. El envío de mayor cantidad de sangre, y el uso de los tejidos grasos acumulados en el estómago, hacen que sean uno de los métodos para quemar grasas más útiles. De todos modos, si queréis saber más sobre qué métodos son útiles para quemar grasa, os dejo el siguiente artículo:

Consumo de determinado tipo de medicamentos

El consumo de determinados fármacos, como la cortisona, puede afectarnos. De hecho, es un antagonista del efecto de la insulina, ya que contribuye a que se produzca un incremento en los niveles de resistencia.

Conclusión

Como podéis comprobar, la resistencia a la insulina está directamente vinculada con la acumulación de grasa. Es importante conocer sus causas, y cuáles son los factores que la provocan. En este artículo, espero haberos ayudado a disipar tales incógnitas y que le saquéis una utilidad práctica a este conocimiento.

Summary
Article Name
¿Ganas grasa sin conocer la razón? Quizá sea problema de la resistencia a la insulina
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general