Sácale el máximo partido posible al entrenamiento en ayunas
Rate this post

La semana pasada hablé sobre la utilidad del cardio en ayunas, viendo la efectividad del mismo a la hora perder grasa (artículo aquí). Sin embargo, hoy voy a centrarme más en el entrenamiento en ayunas en general, no haciendo únicamente mención al cardio y los posibles usos que le podemos sacar a la hora de quemar grasa. Aunque no es un sistema revolucionario, ni mágico, puede que le encontremos diferentes aplicaciones interesantes.

Uso de la energía durante el entrenamiento en ayunas

entrenamiento en ayunas

Lo primero, es que la regulación de la glucosa no ha sido excesivamente estudiado en relación con el entrenamiento en ayuno. Por lo que conocemos, después de estar una noche ayunando, la glucogénesis, nos proporciona cerca de un tercio de la producción total de la glucosa en nuestro sistema muscular, mientras que el resto de energía con la que dotamos al  músculo se proporciona con la glucogenolisis.

Cuanto más duradero es el ayuno, más se incrementa la distribución a favor de la glucogénesis. Después de ayunar durante 40 horas, la glucogénesis aporta cerca del 90% de la producción de glucosa. Cuando realizamos un entrenamiento en ayunas a intensidad submáxima, se incrementa la demanda de glucosa por las células musculares, liberando mayor glucosa en sangre para evitar una hipoglucemia.

No obstante, el aporte relativo de la glucogénesis en la producción de glucosa total, disminuye cuando realizamos entrenamientos de alta intensidad. La razón, es que las reservas de glucógeno hepático son parcialmente deplecionadas durante una noche de ayuno, pudiendo provocar episodios de hipoglucemia si realizamos actividades a alta intensidad superiores a 90 minutos.

¿Cómo aplicarlo en la práctica?

entrenamiento en ayunas

Para que podamos sacar utilidad a la información anterior desde un punto de vista práctico, si queremos realizar sesiones efectivas de entrenamiento en ayunas (no muy superiores a las 8-10 horas de ayuno),  no se recomienda que las mismas sean realizadas a gran intensidad durante más de un periodo de 90 minutos.

No obstante, si la intensidad es menor, el efecto creado es bastante positivo entrando en zona de máxima oxidación de las grasas, pudiendo incluso incrementar la duración del entrenamiento de forma muy significativa, pudiendo superar las 2 horas de entrenamiento.

Summary
Article Name
Sácale el máximo partido posible al entrenamiento en ayunas
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general