Hay una gran cantidad de mitos, dichos, curiosidades sobre el deporte que es importante que los analicemos correctamente para ver que hay de cierto en este tipo de cuestiones. 

Por norma general, las cosas no suelen ser tan sencillas, no son blanco o negro, ya que la realidad sobre un asunto no se centra en dar una explicación poco fundada resumida en una frase. Estas cuestiones, se merecen una explicación más extensa, y a veces si la respuesta es tan corta, se acaba convirtiendo en una verdad a medias, dando lugar a muchas confusiones y diferentes tipos de interpretación según el interlocutor.

En este artículo voy a tratar algunos puntos que sirvan de aperitivo, y quizás me proponga añadir algunas cuestiones más en otra crónica más adelante.

Entrenar para conseguir ganar masa muscular, ¿también nos ayuda a perder peso?

curiosidades-deporte

Rotundamente sí. Después de una sesión de entrenamiento, la quema de calorías en reposo se incrementa y se mantiene elevado hasta 12 horas después del ejercicio y, normalmente, cuando estamos descansando o realizando una actividad física poco exigente, el cuerpo utiliza la grasa para obtener energía.

Además, al incrementar el tamaño de la masa muscular, aumenta el gasto metabólico basal, ya que mantener el músculo es más costoso para nuestro cuerpo. Gracias a ello, calorías en reposo, ya que el músculo necesita muchas calorías para mantenerse, produciendo así que acumulemos menos grasa.

¿Cuándo deberemos beber agua cuando entrenamos?¿Cuál es el mejor momento?

No es cuestión de elegir entre las tres opciones, ya que se debería tomar agua antes de realizar el ejercicio para asegurar algo de reservas de líquido, también es importante hacerlo mientras entrenamos ya que nuestro cuerpo tiene tendencia a la deshidratación; y después del entrenamiento, para que nuestro organismo no sufra los efectos colaterales de una falta de agua postentreno.

De esta manera, se mantienen los niveles de hidratación estables en nuestro cuerpo. Es cuestión de mantener a nuestro cuerpo constantemente hidratado.

¿Hacer muchos abdominales nos hace eliminar la grasa localizada en la zona?

Perdemos grasa cuando gastamos más calorías de las que ingerimos. La clave para lucir abdominales reside en el porcentaje de grasa; estos músculos se vuelven visibles sólo cuando éste es inferior al 14%. Para quemar mucha energía hay que trabajar el mayor número de músculos posible, con lo cual, esa grasa se quema en el cómputo general del entrenamiento. Por lo tanto, es más óptimo entrenar con ejercicios estilo sentadillas y pesos muertos que con crunch.

Por ello, para conseguir tener unos abdominales fortalecidos, hay que realizar tanto entrenamiento de fuerza como de resistencia, y llevando un orden nutricional. Tampoco debemos pensar que no hay que hacer abdominales, estos ejercicios son importantes para fortalecer la fuerza funcional en el tronco, así como que también estimulamos el desarrollo muscular

¿Es mejor para quemar grasa el ejercicio cardiovascular antes o después del entrenamiento de pesas?

Es mejor llevar a cabo la práctica cardio después del entreno, por norma general. Se quema un número mayor de grasa ya que se quema más grasa que aquellos que lo hacen al revés. Esto se debe a que los niveles de la hormona de crecimiento, se elevan en proporciones mucho mayores si hacemos los ejercicios de trabajo muscular en primer lugar. Esta hormona anabólica, no únicamente estimula el crecimiento muscular, sino también libera la grasa de las células adiposas para que puedan ser quemadas y utilizadas como energía.

Al dejar de entrenar, ¿nuestros músculos se transforman en grasa?

No. El músculo y grasa son dos tejidos distintos, y ninguno de ellos se puede transformar en el otro. Esta idea se ha relacionado a consecuencia de que vemos que aquellas personas que dejan de entrenar, se ven más gordos. Es cierto que esto sucede con frecuencia, pero se debe a la falta de ejercicio (que conlleva un menor gasto energético y una disminución en los músculos) y a una alimentación altamente calórica y rica en grasas saturadas.

Por lo tanto, disminuyendo la actividad física y manteniendo el consumo de calorías, el resultado es evidente es que ganaremos menos músculo y más grasa. Debemos recordar que es necesario llevar una alimentación adecuada a nuestras necesidades de energía diarias, y que el hecho de no utilizar nuestros músculos, hace que vayan disminuyendo, puesto que solamente la causa de cumplir años, produce que vayamos menguando en todos los aspectos.

¿Sudar adelgaza?

Es otra de los mitos sobre el deporte más peculiares que existen. Básicamente, sudamos como mecanismo de defensa ante el exceso de nuestra temperatura corporal. Y este acto, nos hace perder peso momentáneamente porque se pierde agua, pero en el momento en que nos hidratemos, recuperaremos lo perdido.

Es que si sudando se adelgazara, os aseguro que serían muchos los negocios que crearían centros basados en sudar con tal de hacernos perder peso.

Summary
Article Name
5 Curiosidades sobre el mundo del deporte
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general