¿Cenar poco ayuda a adelgazar? Analizamos la realidad sobre el asunto
5 (100%) 2 votes

El horario de las comidas a la hora de adelgazar es uno de esos temas que están llenos de mitos a su alrededor. Anécdotas, hipótesis, suposiciones y estudios observacionales son las herramientas que se utilizan para hablar sobre este tema. Y cuando se publican revisiones serias, realmente, se llegan a conclusiones bastante poco concluyentes ya que no hay muchas evidencias en la actualidad. Este es el caso del estudio realizado por la American Heart Association.

¿Cenar poco ayuda a adelgazar realmente?

Una de las cuestiones más importantes al respecto de los horarios de las comidas, es la cantidad de calorías consumidas. Pero, realmente, el dicho de “desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo” sigue siendo la idea predominante. La reducción calórica en las cenas sigue siendo una de esas recomendaciones fundamentales que se dan a las personas que quieren adelgazar.

Pero, en base a las palabras de los especialistas de la propia Sociedad americana del corazón indican que “el impacto del horario de las comidas, especialmente el de las cena, necesita más investigaciones que lo defiendan. A nivel epidemiológico las conclusiones sugieren un potencial efecto perjudicial de comer muy tarde sobre la salud del corazón y el metabolismo. Pero es importare indicar que los ensayos son pocos y los resultados muy diversos. Por lo que se vuelve muy complicado poder dar recomendaciones”.

Revisión sistemática actual

Anteriormente, no se había realzado una revisión sistemática basada en la cena y su cantidad abundancia. Que se centrara en su influencia en el peso corporal, considerando todos los estudios relevantes sobre la materia. A nivel interventivo como observacional.

Pero, esta investigación sí que se ha encargado de trabajar el tema de si las cenas ayudan a adelgazar con mayor profundidad. Se seleccionaron 10 estudios observacionales para ver posibles asociaciones entre el peso y la ingesta por la noche. Además, se cogieron otros 8 estudios de intervención para ver los posibles efectos de los cambios en la aportación calórica en la cena.

IMPORTANTE: La mitad de los estudios observacionales, es decir 5, no encontraron relación entre la cena y el peso corporal. Y de los otros cinco que sí la encontraron, cuatro relacionaron una cena más abundante con un mayor índice de masa corporal.

Los autores dijeron que el análisis evidenció que que la pérdida de peso entre los grupos no fue significativamente diferente. La mayor la diferencia en la media fue de 0,89 kg, favorable a una cena de menor ingesta. La hetergeneidad fue tremendamente grande.

Además, se encontraron dificultades conceptuales importantes. Ya que existió  una considerable diversidad en la definición de a partir de cuando una comida se considera cena, la cuantificación del consumo de energía, los sistemas de evaluación dietética y la medida de los resultados.

Conclusiones

Para sintetizar más aún la información y dar unas conclusiones del tema,:

  • Cenar poco está relacionado ligeramente con un incremento del peso perdido
  • Que tal relación es tan ligera que necesita de ser comprobada por estudios que traten el tema con mayor profundidad
  • Que puede ser que no ayude a perder peso pero sí a reducir el índice de masa corporal

En definitiva, aunque no haya evidencias bastantes para defender que cenar poco ayuda a adelgazar, es cierto que la reducción calórica sí cuenta. Es decir, si cenar poco contribuye a que el déficit calórico diario sea mayor, entonces sí que será positivo. No olvidemos que lo importante es la estructura de la dieta en sí más que el momento del día en que comemos.

Summary
Article Name
¿Cenar poco ayuda a adelgazar? Analizamos la realidad sobre el asunto
Author

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general