Una mala posición postural, puede conllevar duras repercusiones, tanto a nivel física como mentalmente. En este artículo, vamos a intentar arrojar algo de luz sobre el tema y explicar por qué debemos prestar atención a nuestra postura y la forma de revertir el dolor en caso de que aparezca y conseguir aliviar el dolor de espalda.

Aliviar el dolor de espalda – Descanso cerebral

Nuestro cerebro está ocupado analizando los datos que recoge de nuestros entorno más estimulante. Luces, sonidos, olores, todo esto requiere que una parte de nuestro cerebro sirva para procesar y guiar nuestras acciones. La estimulación mental tiene beneficios, pero en exceso es gravar tanto en nuestro cerebro y la alineación postural.

La aplicación de la fuerza muscular para sentarnos o estar de pie, requiere tanto de nuestra energía mental y física. Sin tiempo para que tengamos un proceso de inactividad mental adecuado, nuestros músculos se fatigan.

Esto compromete la alineación y la integridad postural. Cuando estamos bien descansados, fuertes y flexibles, mantenemos con más facilidad la verticalidad, con una buena extensión de la columna. Nuestra caja torácica se amplía, el torso se alarga y si tomamos respiraciones más profundas, se llena con más facilidad.

Todo esto, lo que quiere decir en resumen es que para aliviar el dolor de espalda, es necesario un buen descanso que permita que el cerebro esté despejada y nos sea más sencillo vigilar funciones básicas relativas a la postura.

Aliviar el dolor de espalda – La anatomía de la mala postura

Cuando adoptamos una mala postura, nuestra cabeza se proyecta hacia adelante y se inclina hacia abajo, flexionando los músculos anteriores del cuello y se produce un estiramiento de trapecio, esplenio y longissimus pronunciados.

Además, las vértebras se puede extraer fácilmente fuera de la alineación, provocando desequilibrios en la curvatura de la espalda a lo largo de la columna vertebral, y en algunos casos causan pinzamientos en el nervio.

Los nervios de nuestro cuello, de la clavícula, el torso pueden verse comprometidos al realizar malas posturas, disminuyendo la capacidad que tiene nuestro cerebro de transmitir señales del cerebro al cuerpo.

El pectoral mayor, pectoral menor, subclavio, y los músculos toráciso pueden volverse rígidos a consecuencia de adoptar una mala postura excesivamente inclinada, por lo que puede que empecemos a tirar de los omóplatos hacia adelante con una rotación anterior en los huesos del brazo superior.

Aliviar el dolor de espalda

 

Esto hace que el esternón y el pecho para tirar hacia adentro, hacia la columna vertebral delantera y hacia abajo, hacia la pelvis. Esto añade más presión sobre el diafragma e inhibe nuestra capacidad de movilidad.

Los nervios de nuestro cuello, clavícula, torso cuando están excesivamente tensionados dificultan la capacidad de comunicación entre el cerebro y el cuerpo. El nervio frénico es un nervio importante de ramificación de la médula espinal entre la tercera y quinta vértebras cervicales. Corre a lo largo del cuello y se ramifica a otras zonas del corazón, pericardio, pulmones y el diafragma. Es el único nervio que suministra señales hacia nuestro diafragma a la función.

Pero no os preocupéis, a pesar de todo esto, hay formas de invertir una mala postura para aliviar el dolor de espalda.

Aliviar el dolor de espalda – Cómo invertir mala postura

A continuación, hay tres ejercicios que podemos hacer para invertir la mala postura hacer en su propio hogar o en la oficina. Os dejo los enlaces de los artículos y/o vídeos para que podáis ver cómo se realizan:

Summary
Article Name
Aliviar el dolor de espalda: Causas y ejercicios para aliviarlo
Author
EjerciciosEnCasa

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general