En algunos de los artículos de ejercicios en casa, nos habrá  escuchado hablar sobre un determinado proceso conocido como la síntesis de proteínas y lo que esta afecta a nuestra recuperación muscular.

Te contamos cómo hacer ejercicio y cómo compatibilizarla con una nutrición adecuada puede ayudarnos a aumentar este fenómeno muscular decisivo y vamos a explicar cómo ciertos suplementos pueden ayudarnos a maximizarla.

Pero ¿qué diablos es esto? En pocas palabras, es sin duda el factor fisiológico más importante a la hora de tratar de conseguir ser más grande y más fuerte. A continuación, analizaremos los fundamentos de la síntesis de proteínas musculares.

Recuperación muscular – ¿Qué es la síntesis de las proteínas?

La síntesis de proteínas, en general, es la eliminación o la reparación de las proteínas dañadas y la construcción de nuevas proteínas que son réplicas de los originales. Las nuevas proteínas son más fuertes, más densas, y capaz de manejar el estrés mejor que las anteriores.

Este proceso se basa, en la reconstrucción del tejido muscular y se produce como consecuencia de las tensiones que añadimos a nuestro cuerpo, ya sea para reparar una lesión (como un desgarro muscular) o porque estamos dañándolas intencionalmente a través del entrenamiento (con microtraumatismos).

Recuperación muscular y la síntesis de las proteínas

Este proceso, sigue siendo objeto de múltiples estudios, sin embargo, una cosa es cierta: este fenómeno se produce inmediatamente después del entrenamiento. Al segundo de empezar a hacer ejercicio, la síntesis de las proteínas se activa y comienza a reparar los músculos.

Por lo general, se dice que la síntesis de proteínas se produzca durante la noche, durante el día siguiente, y durante un intervalo relativamente largo de tiempo después de entrenar etc, pero la verdad es que comienza de inmediato y puede durar hasta 48 horas en un zona muscular dañada.

Recuperación muscular – ¿Por qué es importante?

Sin él, no habría recuperación muscular. Pero, la reconstrucción muscular no significa que vayamos a estar al 100% al acabar este proceso. En otras palabras, tenemos que reconstruir masa muscular para llegar a estar recuperados por completo.

Una vez estemos plenamente recuperados, hay que darle duro otra vez, para que el proceso continúe el ciclo, y podamos edificar músculos más grandes y fuertes. Eso debe apoyarse a través de una rutina de entrenamiento que sea capaz de crear un nivel de intensidad tal que podamos provocar microtraumatismos que puedan ser reparados a través de una alimentación adecuada. Saber esto es fundamental, ya que hay algunas estrategias que se pueden emplear para fortalecer y acelerar el proceso de forma significativa.

Recuperación muscular  – ¿Cómo se puede controlar para tener mayores ganancias musculares?

Una de las ventajas que tenemos sobre la síntesis de las proteínas, es que sabemos cuando se va a aplicar el estrés, osea, cuando vamos a entrenar.  Esto se puede apoyar, nutriendo al cuerpo antes, durante y después del entrenamiento con aminoácidos y proteínas para optimizar el proceso de la síntesis de las proteínas.

Tener aminoácidos en la sangre listos para ser absorbidos por las células, significa que hay combustible disponible para cebar al cuerpo y seguir suministrando al cuerpo de los nutrientes necesarios.

Nuestro combustible pre -entrenamiento debe incluir aminoácidos, proteínas y/o péptidos bioactivos, que fortalezcan y nutran nuestro organismo a medida que entrenamos. La segunda estrategia consiste en golpear el ciclo de la síntesis de las proteínas durante e inmediatamente después del ejercicio, por lo que una vez más, debemos echar mano de este tipo de productos.

Recuperación muscular – El resto depende de nosotros

La recuperación se inicia después de la primera repetición.  Deberemos recordar, que la síntesis de las proteínas es la reconstrucción debido a los daños ocasionados y la recuperación muscular es el proceso que sucede una vez que el tejido muscular está restituido adecuadamente.

Si levantamos demasiado peso con frecuencia, no le damos el tiempo suficiente para que se recupere, evitando que evolucionemos rápidamente y multiplicando el riesgo de padecer algún tipo de lesión.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general