El pullover es un ejercicio que suele generar mucha controversia, pues existen dudas sobre cuáles son los músculos que se ejercitan en dicho movimiento. Para aclarar los puntos principales sobre este ejercicio, vamos a analizar un poco al detalle sus utilidades y los músculos que ejercita.

Como suele ocurrir con otros movimientos (por no decir con todos), el pullover ejercita más de una sección muscular. Pero en función de cómo hagamos el pullover va a tener mayor o menor incidencia en determinadas zonas musculares. Por esta razón, es fundamental que tengamos claro con qué objetivo lo estamos haciendo.

pullover

Antes de empezar, os vamos a dejar información sobre cómo se realiza el pullover para que tengáis en mente las cuestiones principales sobre el movimiento:

Una vez en mente la forma correcta de realización, vamos a explicar los puntos importantes para sacarle provecho. El punto clave es la forma en que vayamos a situar los brazos al hacer el pullover.

Si queremos que sean los músculos dorsales los responsables a la hora de trabajar, lo importante es colocar los brazos más abiertos, es decir, debemos arquearlos más para que el ángulo de acción sea mayor y por lo tanto se incida más en la parte de la espalda y especialmente en los dorsales.

Sin embargo, queremos ejercitar el pecho, deberemos ajustar más los brazos. Para ejercitar más el pecho, deberemos juntar los brazos al cuerpos para desplazar el tirón  con fin de que la tensión incida más en dichos músculos.

Tenemos que tener presente que además de los músculos anteriormente mencionados, en el pullover se trabajan otros músculos tales como el tríceps, abdominales, los hombros o los bíceps. No es nada malo que esto ocurra, pues el efecto va a ser la evolución muscular y funcional de éstas áreas. Por tanto, ánimo y atención a la hora de hacer el pullover, que es cuestión de trabajar bien el ejercicio.

 

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general