¿Cuántas veces nos hemos propuesto algo en la vida, y lo hemos acabado dejando por falta de fe o de confianza en nuestro éxito? Doy por seguro, que muchas veces, porque todos en nuestra vida emprendemos proyectos o desafíos, que por diversas razones no acabamos de conseguir. Pero lo cierto, es que no todo en esta vida se consigue fácilmente y necesitamos para conseguir salir adelante, mucha fuerza de voluntad y perseverancia.

En el deporte, como en la vida, en determinadas ocasiones, necesitamos hacer acopio de todas nuestras fuerzas para conseguir sacar adelante lo que nos propongamos. Ya se trate de conseguir poder realizar 10 dominadas, como de poder montar un negocio y que salga hacia delante, para ambas cosas lo importante es marcarse una hoja de ruta y no separarse de ella, trabajando con inteligencia y perseverancia. Nadie nos garantiza que podamos tener éxito, pero lo que sí os garantizo que si no lo intentamos y luchamos por ello, no lo vamos a conseguir.

perseverancia

Como he comentado de pasada en el anterior párrafo, no consiste sólo en trabajar como un burro en una determinada dirección, sino que deberemos ser “listos” a la hora de guiar nuestros pasos hacia la consecución de un objetivo. Por ejemplo, sabemos que para ganar masa muscular, debemos entrenar y alimentarnos correctamente, ¿verdad? Pero la diferencia de un trabajo inteligente, con uno que no lo es tanto, es en saber gestionar bien los protocolos correctos para conseguirlo. Dos personas que entrenen y coman parecido, pueden conseguir tener resultados muy dispares, eliminando la genética como variable relativa en esta ecuación (es una variable crítica la genética, pero en casos iguales de condiciones físicas, se pueden obtener resultados diferentes).

Alguien que entrene muchas horas determinados grupos musculares y se atiborre a comer proteínas sin sentido, no va a conseguir tanto éxito como alguien que entrene adecuadamente, bajo un rango de repeticiones adecuado, con buena técnica, dejando descansar a su cuerpo y comiendo equilibradamente en base a sus objetivos. A ésto me refiero con trabajar con inteligencia.

Pues al igual con el deporte, ocurre con cualquier otro propósito que tengamos en la vida. Si tenemos claros nuestros objetivos, hacia ellos debemos ir. ¿Queremos encontrar trabajo y la situación actual que vivimos hace difícil que podamos conseguirlo?, luchemos a muerte por conseguir la manera posible para conseguir poder ganarnos la vida de la forma que más nos guste. ¿Insistimos y sigue sin funcionar una determinada vía? pues busquemos otras soluciones y tratemos de seguir luchando por salir de dicha situación que no nos gusta. Que las posibles adversidades o contratiempos, no supongan para nosotros un escollo. Nada, ni nadie, podrá detenernos si trabajamos con determinación y firmeza por lo que queremos.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general