Sabemos que muchos y muchas (especialmente) de nosotros nos ponemos a dieta o intentamos establecer una rutina de entrenamiento con el fin de intentar conseguir un glúteo firme y bonito. Una de las mejores formas para conseguir unos glúteos fuertes y bien formados es mediante el movimiento que más comúnmente se conoce como  patada de glúteo.  

La patada de glúteo es un movimiento muy sencillo que podemos realizar sin ningún tipo de problema desde casa y que es un ejercicio que no os resultará extraño, pues se trata de un ejercicio habitual que se suele recomendar a las mujeres para fortalecer los glúteos.

Ejecución de la patada de glúteo

Aunque la forma más convencional de llevarlo a cabo es mediante el uso una máquina diseñada para este ejercicio, la manera que nosotros utilizaremos para realizar la patada de glúteo será en el suelo.

En primer lugar, para una buena ejecución es necesario que lo hagamos sobre alguna superficie acolchada, como una esterilla, para que nuestras rodillas no sufran. La postura que vamos a adoptar consistirá en apoyarnos sobre las manos y rodillas, manteniendo la espalda recta, sin curvarla.

Patada de glúteo

Manteniendo las manos apoyadas, vamos a contraer la rodilla hacia el pecho y seguidamente vamos a estirar la pierna hacia atrás, ejerciendo la fuerza con los músculos del glúteo. Repetiremos este movimiento sin llegar a apoyar de nuevo la rodilla en el suelo en cada repetición.

Es fundamental realizar este movimiento de forma lenta y controlada, manteniendo la tensión en el glúteo en todo momento, ya que conseguiremos un mayor trabajo muscular.

A continuación podéis ver en este vídeo la sencilla ejecución de la patada de glúteo:

Qué músculos trabaja la patada de glúteo

Con este ejercicio tratamos de aislar los músculos del glúteo, tanto el glúteo mayor como el glúteo menor, ya que intervienen de forma directa en este ejercicio. Aunque, como siempre, otros músculos nos ayudan a estabilizar mientras realizamos la ejecución pero en este caso no intervienen lo suficiente como para realizar un trabajo efectivo sobre ellos.

En definitiva, este es un ejercicio que trabaja de forma exclusiva los músculos de los glúteos.

Conclusiones

Aunque siempre asociamos este ejercicio a obtener simplemente de un glúteo bonito y tonificado, cabe destacar que a nivel funcional es importante que entrenemos esta parte del cuerpo pues tiene transferencia en otros ejercicios compuestos como las sentadillas o las zancadas.

Hay que tener en cuenta que, la variación en la postura de la patada de glúteo aumentando la apertura de la pierna o variando el ángulo de subida será una buena manera de conseguir que los músculos no se habitúen a un determinado estímulo y consigamos desarrollar otras zonas musculares que no solemos involucrar.

Publicado por Osiris

Me encanta el entrenamiento de fuerza y los deportes de habilidad. Powerlifting, Break Dance, Capoeira, Tai Chi... ¡lo que me echen!