La verdad, es que a consecuencia de los malos hábitos posturales que adoptamos día tras día, nuestra espalda cada vez se deteriora más y más. No sólo suele ser un error que suele cometer casi todo el mundo el de sentarse mal, sino que nuestras malas praxis se extienden de forma constante durante nuestro día a día. Por lo que fortalecer la espalda es algo que nos debemos tomar muy en serio.

Andamos encorvados, cogemos objetos abusando de la espalda baja, vemos la pantalla del monitor doblando excesivamente el cuello…y otros muchos más comportamientos perniciosos que afectan nuestro devenir diario.

Sea como fuere, lo que es totalmente cierto, es que este tipo de hábitos deben ser corregidos antes o después o de lo contrario nos pasará factura en forma de dolencia. No suele ser complicado poner freno a este problema, pero sí que es cierto que hay que cambiar la dinámica habitual que solemos llevar.

fortalecer la espalda

Fortalecer la espalda, por tanto es una auténtica prioridad para cualquier persona, seamos o no seamos amantes del ejercicio físico. Hoy os quiero dar una serie de consejos para conseguir fortalecer la espalda desde casa, con algunos ejercicios y truquillos.

En primer lugar, cualquier ejercicio que nos ayude a ejercitar el lumbar y la espalda, es perfecto para ayudarnos a mantener nuestra musculatura dorsal activa. Tener unos músculos traseros fuertes es igual a que nuestros huesos tienen que soportar menor tensión a consecuencia de que la masa magra será la responsable de aguantarla.

Ejercicios como el superman, las hiperextensiones, los swing de kettlebell , las dominadas son excepcionales para tener unos músculos traseros fuertes y sanos. Es importante que los trabajemos con asiduidad y habitualidad, para ir mejorando palatinamente nuestra fuerza funciona.

A parte, hacer ejercicios para el recto abdominal también es crítico. Aunque directamente no tenga tanta influencia este músculo, lo que es cierto es que si tenemos un desequilibrio grande entre los músculos protagonistas (espalda baja, en este caso) y antagonistas (abdominales) va a afectar en nuestra postura, ya que el cuerpo adaptará su postura para intentar suplir esa falta de fuerza y agilidad funcional del músculo.

Otro consejo que es útil para fortalecer la espalda, es acostumbrarnos a sentarnos sobre un bosu o pelota suiza. Esto nos ayudará a mejorar nuestra flexibilidad y movilidad en la cadera, obligando al cuerpo a tener que buscar la posición perfecta para mantener el eje de gravedad. Hacer esto de forma eventual es una idea realmente formidable y más que recomendada.

Por último, otros ejercicios que son importantes para ayudar a fortalecer la espalda indirectamente es conseguir tener unos músculos de la cadera potentes. Para ello, los buenos días son el mejor ejercicio que exista para tal cometido, junto al peso muerto y los movimientos clásicos de halterofilia que trabajan mucho esta zona.

Aunque parezcan lesivos, os aconsejo hacerlos, pues para nada son dañinos sino que más bien al contrario, son geniales para ganar en salud dorsal en general. Eso sí, hay que cuidar al máximo su ejecución técnica, y no deberemos realizarlos teniendo lesiones, sin consulta previa de un especialista de la salud.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general