Las flexiones diamante son una variación de las flexiones tradicionales que añade un nuevo reto al ejercicio y nos ayuda a trabajar otros grupos musculares, poniendo menos énfasis en los pectorales y trabajando a fondo el tríceps.

Como veréis a continuación, la ejecución de las flexiones diamante es similar a las flexiones tradicionales, pero al cambiar la posición de las manos creando una base más estrecha para ejecutar el ejercicio, nos vemos obligados a ejercer fuerza con los tríceps, aunque también estaremos poniendo en funcionamiento otros grupos musculares como veremos a en este artículo.

Ejecución de las flexiones diamante

En primer lugar, empezamos en una posición similar a las flexiones tradicionales, pero es recomendamos apoyar las rodillas antes de colocar las manos, ya que al tener una base más estrecha, podemos perder el equilibrio y caer al suelo.

Flexiones DiamanteA continuación, situamos las manos a la altura de los hombros, formando un triángulo o diamante en el que los dedos índices y pulgares de ambas manos estén lo más próximo posible.

Una vez colocado en posición, como en las flexiones tradiciones, mantén el cuerpo recto mientras haces descender y ascender el cuerpo con la ayuda de tus tríceps, siendo muy importante mantener los hombros firmes para no curvar la parte superior de la espalda.

Como nota para principiantes, si todavía no tienes el nivel suficiente para realizar las flexiones diamante con una forma correcta, puedes apoyar las rodillas de forma similar a las flexiones adaptadas.

A continuación os mostramos un vídeo en el que podéis comprobar la sencilla ejecución de las flexiones diamante:

¿Qué músculos trabajan las flexiones diamante?

Como hemos reseñado anteriormente, las flexiones diamante son un ejercicio especialmente diseñado para trabajar la zona de los tríceps, aunque durante su ejecución intervienen más grupos musculares como os detallamos a continuación.

  • Deltoides, manteniendo los hombros y la espalda superior fijados.
  • Nucleo abdominal, aportando estabilidad a la flexión.
  • Pectorales, en menor medida que las flexiones tradicionales

Conclusiones

Desde ejercicios en casa os recomendamos alternar las flexiones diamante con otras variaciones de flexiones de las que hemos hablado y seguiremos hablando en futuros artículos, ya que esta variedad en el entrenamiento nos ayudará a tener un tren superior fuerte y definido aportando, dando los tríceps una mayor apariencia de tamaño a vuestros brazos.

Esperamos que pongáis en práctica las flexiones diamante ya que nosotros las incluiremos en nuestras clásicas rutinas de entrenamiento en casa.

Publicado por Osiris

Me encanta el entrenamiento de fuerza y los deportes de habilidad. Powerlifting, Break Dance, Capoeira, Tai Chi... ¡lo que me echen!

Únete a la conversación