Hoy voy a entrar, de una forma simple y sencilla, a explicar la diferencias existentes entre la clara y la yema de huevo, analizando su composición para analizar cuál de las partes del huevo nos es más interesante a la hora de consumir.

El huevo: Un alimento único

Si os digo, que los huevos son una importante fuente de proteínas naturales de alto valor biológico, no creo que os descubra nada nuevo. Por este motivo, el huevo se convierte en uno de los pilares fundamentales en la dieta de todo deportista.

El huevo es un alimento compuesto por la yema, la clara y la cáscara. Las partes comestibles del huevo son las que nos crean más dudas, y es que la yema tiene un alto contenido proteico, pero también es donde se concentran la grasas y el colesterol que tan mala fama ha dado a este alimento durante mucho tiempo, por ello se suele tener dudas sobre si qué parte del huevo comer. Es importante que tengamos claro cuál es la composición de ambas, y no nos obsesionemos con corrientes dogmáticas alimenticias poco fundadas.

Diferencias y similitudes de la yema y la clara

clara y yema de huevo

 

Una imagen, vale más que mil palabras, y en la foto que he subido arriba muestra la composición nutricional y las calorías de un huevo, con y sin yema.

Continua leyendo en la página siguiente:

Página siguiente

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general