A raíz del éxito que han tenido nuestras últimas recopilaciones de desayunos, hoy os traemos una especialmente específica, pues únicamente nos vamos a centrar en postres proteicos. Como bien sabéis, el desayuno es la comida del día más importante y donde más debemos comer, pues son las reservas energéticas que más fácilmente se gastan, ya que el cuerpo las está utilizando a lo largo del día.

Por tanto, incluir alguna porción de alguno de estos postres proteicos es una excelente idea para contribuir a aportarnos los nutrientes necesarios para funcionar y no coger peso. Están, además, pensados para que guarden un equilibrio nutricional perfecto ya que por norma general los postres suelen tener una enorme descompensación de hidratos de carbono y grasas en detrimento de las proteínas.

Desayunos saludables

Desayunos saludables  -Tortitas de manzana

Ingredientes

  • 150 g de harina leudante
  • 50 ml de edulcorante
  • ½ cucharada de canela en polvo
  • 125 ml de leche desnatada
  • 110 g de relleno para tarta de manzana
  • 5 cazos de proteína en polvo sabor a mantequilla
  • 2 manzanas peladas sin corazón y cortadas en rodajas
  • 200 g de helado de vainilla bajo en calorías
  • 2 cucharadas de jarabe de arce

Preparación

  1. En un recipiente grande, mezclaremos la harina con el azúcar, la canela, la leche, la yema de huevo y la proteína en polvo.
  2. Con las varillas o la batidora, poner las claras de huevo a punto de nieve firme; incorporarlas poco a poco a la mezcla interior.
  3. Calentar la sartén antiadherente mediana; echar ¼ de taza de pasta para cada tortita. Ir haciéndolas hasta que estén doradas por ambos lados. Deben salir cerca de 8 tortitas.
  4. En la misma sartén, cocinaremos a fuego lento las rodajas de manzana con el resto del  azúcar, removiendo, hasta que la manzana quede caramelizada.
  5. Repartir las tortitas en platos y echar por encima manzana caramelizada y helado de vainilla y el jarabe de arce.

Desayunos saludables  -Mousse de chocolate con proteína

Ingredientes

  • 2 cucharadas de café soluble
  • 1 cucharada de agua caliente
  • 40 gramos de chocolate negro fundido
  • 100 g de queso fresco batido
  • 2 tazos de proteína en polvo con sabor a chocolate
  • Media cucharada de azúcar avainillado

Preparación

  1. Mezclaremos el café con agua en un  cuenco, removiendo hasta que el café se disuelva adecuadamente. Añadiremos el chocolate, la proteína en polvo, el queso fresco batido y  el azúcar avainillado. Batiremos bien todos los ingredientes hasta que consigamos una textura suave y homogénea.
  2. Repartiremos la crema en una copa, conservaremos la mousse en la nevera, tapada durante media hora hasta que esté firme y lista para estar preparada.
  3. Se puede acompañar con fresas, arándanos o frambuesas.

Desayunos saludables  – Bizcocho de proteínas y café

Ingredientes

  • 190 g de mantequilla sin sal, ablandada y un poco más para engrasar el molde
  • 130 g de harina y un poco más para espolvorear sobre el molde
  • 10 claras de huevo
  • 60 gramos de azúcar
  • 100 g de cacao en polvo
  • 1 cucharada de café
  • 50 ml de leche entera
  • 1 cucharada de café en polvo
  • 4 cucharadas de proteína de suero sabor a chocolate

Preparación

  1. Precalentaremos el horno a 170 grados centígrados y prepararemos el molde engrasándolo con mantequilla y lo espolvorearemos con un poco de harina sobre él.
  2. Con una batidora de varillas eléctricas o una batidora amasadora con pala, batiremos la mantequilla y el azúcar para obtener una crema pálida y esponjosa. Añadiremos los huevos, de uno en uno,  batiendo nuevamente la mezcla.
  3. Tamizaremos la harina, el cacao en polvo y la levadura, luego pondremos la leche y el café en una jarra y deberemos removerlo. Añadiremos los ingredientes secos a la masa en dos tandas, alternando con la mezcla de leche y café. Batiremos bien a baja velocidad media para obtener una masa suave y uniforme, y después deberemos verterlo sobre un molde preparado.
  4. Hornearemos durante aproximadamente una hora o hasta que el bizcocho esté firme y si inserta una broqueta en el centro salga limpia, sin restos de masa cruda. Dejaremos que se enfríe durante un rato en el molde y a continuación, lo pondremos sobre una rejilla metálica para que se enfríe por completo.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general