La frecuencia cardíaca, básicamente, es el número de veces que nuestro corazón se llega a contraer durante un minuto, es decir, son los latidos por minuto. Para que nuestro organismo sea mantenga operativo, es fundamental que nuestro corazón se encargue de bombear sangre al resto de las partes vitales del mismo, y además lo tiene que hacer con una presión precisa, y con una determinada frecuencia cardíaca.

Es uno de los procesos vitales más importantes que existen, y que más calorías llegan a consumir.

¿Cuál es la frecuencia cardíaca que deberemos tener?

En función del tipo de actividad que realicemos, de nuestro sexo y edad, va a variar nuestra frecuencia cardíaca. En el artículo de hoy voy a centrarme básicamente en la diferencia que hay en función de nuestra actividad física.

Adulto sedentario

Un adulto sedentario en reposo deberá tener entre 70-90 pulsaciones, que es el indicador medio de referencia para una persona común. Un adulto realizando ejercicio aeróbico de intensidad moderada, deberá tener unas pulsaciones que oscilen entre 110 y 130, mientras que cuando está haciendo una actividad intensa las pulsaciones se incrementan a 130-150.

Adulto activo

La frecuencia cardíaca de una persona que realiza una actividad física media, cuando está en reposo oscila entre 60-80. Cuando está realizando una actividad aeróbica, su pulso se eleva hasta 120-140 y cuando realiza una actividad física de carácter intenso, se incrementa entre 140-160.

Adulto deportista

Un deportista de alto rendimiento, posee unas pulsaciones en reposo que se mueven entre valores de 40-60 pulsaciones por minuto, mientras que cuando realiza una actividad física aeróbica de intensidad media se incrementa entre 140-160. Cuando realiza una actividad física intensa, su frecuencia cardíaca se eleva a un ratio que se mueve entre 160-200.

¿Qué es la frecuencia cardíaca máxima?¿Y para qué sirve?

frecuencia cardíaca

La frecuencia cardíaca máxima, es un indicador bastante útil, pues en función de la misma podremos calcular cuál debe ser nuestro ritmo cardíaco que deberemos llevar en base al trabajo que queramos ejecutar. Para que quede más claro, voy a poner un pequeño ejemplo:

Si tenemos una frecuencia cardíaca máxima de 190 y queremos trabajar en la zona aeróbica intermedia del 60% al 70% tendremos que ir a 115 y 130 pulsaciones por minuto.

Existen una serie de ecuaciones que nos pueden ayudar a saber cuál es la frecuencia cardíaca máxima tal y como os voy a expresar a continuación:

Frecuencia cardíaca máxima = 205.8 – (0.685 * edad en años)
Frecuencia cardíaca máxima= 206.3 – (0.771 * edad en años)
Frecuencia cardíaca máxima = 217 – (0.85 * edad en años)
Frecuencia cardíaca máxima= 208 – (0.7 * edad en años)

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general