Sabemos que el brócoli es bueno para nosotros, mejor todavía si lo comparamos con tomarnos una bolsa de patatas fritas. Pero la pregunta es, ¿bueno para qué? El asunto, es que algunos alimentos tienen propiedades que nos ayudan a combatir el cáncer, aunque todavía nadie es capaz de decir si una comida u otra puede detener un determinado tipo de cáncer con efectividad.

Aún así, un grupo de investigadores sugiere una dieta saludable rica en frutas y verduras es la clave para prevenir algunos tipos de enfermedades del corazón, la diabetes, y posiblemente diferentes tipos de cáncer, también.

Alimentos contra el cáncer

No hay estudios clínicos (es decir, ensayos clínicos) que se hayan divulgado en revistas científicas revisadas sobre una relación directa entre un determinado tipo de alimento y lo que ayuda a mermarlo.

Una serie de informes anecdóticos y testimonios publicados en periódicos y otras publicaciones no médico, sí que apoyan la tesis de que determinados alimentos contra el cáncer funcionan.

De hecho, los científicos saben más acerca de lo que no debemos comer para no aumentar nuestras posibilidades de contraer cáncer como carnes procesadas, alimentos salados, bebidas azucaradas, enormes porciones de carne roja, más que de alimentos contra el cáncer.

Una revisión exhaustiva de varios estudios sobre la dieta, la actividad física y el peso realizadas por el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, señaló los beneficios de comer principalmente alimentos de origen vegetal para prevenir el cáncer.

Los alimentos como el brócoli, las bayas, y el ajo mostraron tener vínculos más fuertes contra la prevención del cáncer. Son bajos en calorías y grasa y con fitoquímicos y antioxidantes lleno de energía que pueden ayudar a reducir su riesgo de cáncer.

Alimentos contra el cáncer –  Los antioxidantes, fitoquímicos, y cáncer

Seguramente hayamos oído hablar de que los antioxidantes, como la vitamina C, el licopeno y el beta-caroteno, se encuentran en muchas frutas y verduras. Los estudios sugieren que las personas que consumen alimentos que son ricos en estos compuestos, tienen un riesgo menor de padecer cáncer.

Una variedad de agentes que contienen las verduras, conocidos como los fitoquímicos, nos ayudan a proteger a nuestras células de los compuestos nocivos en los alimentos y en el medio ambiente, así como para prevenir el daño celular.

Entonces, ¿qué alimentos debemos consumir para reducir la probabilidad de padecer cáncer? A continuación, os vamos a dar algunos de los alimentos que tienen cierta relación a la hora de reducir ciertos tipos de cáncer.

Alimentos contra el cáncer – El Ajo

Los mismos compuestos de azufre que causan que el mal aliento, también son los que nos ayudan a alejarnos de algunos tipos de cáncer que se formen en nuestro cuerpo, ya que contribuyen en  la reparación del ADN, y matan células cancerígenes (en pequeña proporción). ¿Queréis más argumentos a favor del ajo? Las bacterias del ajo, incluyendo H. pylori (el conectado a algunas úlceras y cáncer de estómago), reduce el riesgo de cáncer de colon.

Alimentos contra el cáncer – Brócoli

El brócoli y otras verduras crucíferas, como el repollo, la col rizada, y la coliflor contienen fitoquímicos llamados glucosinolatos, que producen enzimas protectoras que se liberan al masticar la verdura cruda, rompiendo las paredes celulares. Nuestro cuerpo, también produce esas enzimas en los intestinos.

Uno de la enzimas más efectivas para protegernos es el sulforafano. El brócoli es la mejor fuente de este compuesto en particular, no encontrando una proporción igual en ningún otro alimento.

Los científicos, están investigando cómo el sulforafano podría ayudarnos a reducir el riesgo de cáncer, de la desintoxicación de sustancias nocivas (como el humo y otros contaminantes del medio ambiente) que en el cuerpo de operar como una especie de agente antimicrobiano al atacar la bacteria H.pylori.

El brócoli y vegetales de su misma familia, son especialmente efectivos contra el cáncer de la boca, el de esófago y el estómago, según una revisión de cientos de estudios clínicos llevados a cabo por el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer.

Alimentos contra el cáncer – Tomates

El color rojo en los tomates convierte a este alimento como un arma potencial contra el cáncer de próstata. Ese color rojo proviene de un compuesto llamado licopeno fitoquímico, un poderoso antioxidante, que está más concentrada en los tomates.

Varios estudios sugieren que una dieta rica en licopeno está conectada a un riesgo reducido de padecer cáncer de próstata. Sin embargo, los investigadores aún no están seguros de si esto se relaciona directamente con el licopeno en sí o con algún otro compuesto.

En pruebas de laboratorio, el licopeno ha evitado el crecimiento de células cancerosas en determinados tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama, el de pulmón y el de endometrio (en el revestimiento del útero).

Los investigadores especulan que el licopeno protege a las células contra los daños que podrían provocar cáncer por estimulación del sistema inmune. Y hay fuertes evidencias sobre que el licopeno detiene el crecimiento de los tumores al interferir con el crecimiento anormal de las células, de acuerdo con el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer.

Para conseguir obtener nutrir a nuestro cuerpo del mayor porcentaje de licopeno, deberemos comer tomates cocidos o procesados, incluyendo el zumo de tomate. El procesamiento de este alimento, hace que los compuestos que combaten el cáncer sean más fáciles de obtener para nuestro cuerpo porque el calor rompe las paredes celulares de la planta.

Alimentos contra el cáncer

Alimentos contra el cáncer – Fresas

La investigación apunta a una posible relación del consumo de fresas con una mejor protección contra enfermedades cardíacas y la disminución de la memoria, así como determinados tipos cáncer.

En un estudio reciente, se analizó que los extractos de fresa sirvió para frenar el crecimiento de las células cancerígenes; específicamente, con aquellas que causan el cáncer de colon.

Las fresas son ricas en antioxidantes, como la vitamina C y el ácido elágico. En pruebas de laboratorio, el ácido elágico parece tener propiedades contra el cáncer de colon, ya que sus enzimas destruyen las sustancias que causan dicho cáncer y disminuyen el crecimiento de los tumores. También contienen flavonoides, que inhiben una enzima que daña el ADN y se ha relacionado con el cáncer de pulmón.

Otros tipos de bayas, son ricas en flavonoides, merecen también un lugar en nuestro plato: frambuesas, moras y los arándanos. Los arándanos están llenos de antocianinas, que reducen la inflamación y son uno de los antioxidantes más poderosos que existen.

Consumir fresas, probablemente, disminuya el riesgo de cáncer de pulmón y podría prevenir el cáncer de boca, el esófago, el de colon y el estómago, según una revisión de múltiples estudios clínicos llevados a cabo por el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer.

Alimentos contra el cáncer – Zanahorias

Una de las hortalizas más fáciles de encontrar, las zanahorias son ricas en nutrientes que combaten diferentes tipos de enfermedades. Ellas, contienen beta-caroteno, un antioxidante que puede ayudarnos a proteger las membranas celulares contra el daño de diferentes toxinas y disminuir el crecimiento de las células cancerígenas.

Las zanahorias proporcionan otras vitaminas y fitoquímicos que pueden protegernos contra el cáncer de boca, de esófago y estómago. Algunos estudios sugieren, que también las zanahorias pueden ayudarnos a protegernos contra el cáncer de cuello de útero, ya que sus antioxidantes pueden combatir el VPH (virus del papiloma humano), la principal causa de cáncer cervical.

Alimentos contra el cáncer – Espinacas

La luteína, un antioxidante, es buena para nuestra salud ocular. Además de esto, se ha estudiado que puede existir cierta conexión entre el consumo de estos compuestos y la prevención de algunos tipos de cáncer.

La espinaca es rica en luteína y zeaxantina, los carotenoides que eliminan las moléculas inestables llamadas radicales libres del cuerpo antes de que nos lo dañen. Se encuentran en las espinacas y otras verduras de hoja verde oscuro, y algunos estudios demuestran que podría protegernos contra el cáncer de la boca.

Un estudio con una muestra de más de 490.000 personas, detectó que aquellas personas que consumían espinacas eran menos propensos a desarrollar cáncer de esófago. Algunos estudios sugieren que los carotenoides en las espinacas, reducen el riesgo de cáncer de ovario, endometrio, pulmón y del cáncer colorrectal.

Otro compuesto conocido como folato, ayuda a nuestro cuerpo a producir nuevas células y a la reparación del ADN, y es especialmente importante para las mujeres en edad fértil, ya que puede prevenir los defectos del tubo neural en el feto en desarrollo.

Alimentos contra el cáncer – Cereales integrales

Los granos enteros proporcionan mucha fibra, pero mientras que las dietas ricas en verduras y frutas, ha sido asociada con un menor riesgo de padecer cáncer colorrectal, aún no está claro cómo los componentes de los cereales integrales como la fibra y ciertos tipos de grasas, afectan el riesgo de cáncer colorrectal.

Aún así, los cereales integrales contienen otras sustancias que podrían combatir el cáncer, incluyendo los lignanos, que actúan como antioxidantes y saponinas, lo que podría impedir que las células cancerígenas se multipliquen.

Por último, y como resumen, os dejamos con un completo vídeo sobre un listado de alimentos contra el cáncer, para completar el listado aquí expuesto:

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general