¿Estás dispuesto a hacer absolutamente todo lo que puedas  para quitar la grasa corporal no deseada de tu cuerpo y tratar de conseguir tener unos abdominales perfectos? Incluso siguiendo la mejor tabla de abdominales del mundo, sin el apoyo de otros factores que son también críticos, nunca lo conseguiremos.

En los pocos minutos que va a tardar en leer este artículo, podrás aprender cuáles son los cuatro principios fundamentales claves desarrollados por instructores expertos y los mejores investigadores relacionados con el mundo del fitness.

abdominales perfectos

Abdominales perfectos – Dieta estricta

El objetivo principal de nuestra estrategia nutricional debe estar en mantener la masa magra  sea como sea, mientras que vamos quitando los grumos de grasa no deseados que están enmascarando nuestro recto abdominal.

Para lograr esto, tendremos que seguir una dieta específica que nos proporcione todos los nutrientes necesarios que nuestros músculos necesitarán para crecer y poder ir deshaciéndonos de esos odiosos michelines.

Uno de los principios más fundamentales que tendremos que seguir estrictamente es comer con frecuencia intervalos cronometrados de forma regular. Para la mayoría de los culturistas, comer una comida cada dos o tres horas es una manera efectiva de mantener un flujo constante de nutrientes musculares, nutrientes que entran en nuestro cuerpo, manteniendo un balance positivo de nitrógeno y un estado anabólico para nuestras células musculares.

Esta estrategia también apoyará nuestros esfuerzos para quemar grasa mediante la estimulación repetida del metabolismo a través de un proceso biológico conocido como el efecto térmico de los alimentos.

Al mantener los hidratos de carbono controlados, también tendremos a ralla los niveles de azúcar e insulina en sangre. Las comidas pequeñas son las que nos van a acercar a conseguir tener unos abdominales perfectos, recordad siempre esta máxima.

Abdominales perfectos – Entrenamiento de alta intensidad

Una de las posibles razones de por la cual culturistas no pueden mejorar su calidad abdominal es porque no los han entrenado con la suficiente resistencia, volumen o intensidad para inducir la hipertrofia.

La verdad es que si realmente queremos que nuestros abdominales llamen la atención, tendremos que bombardearlos desde una variedad de ángulos diferentes y trabajando a una intensidad de locura, al igual que lo haríamos con cualquier otro grupo muscular que quisiéramos definir.

Anatómicamente hablando, los músculos abdominales no son tan estructuralmente diferente a muchos otros grupos de músculos en nuestro cuerpo, como los cuádriceps o los antebrazos. Muchos expertos creen que se requiere un mayor número de series y repeticiones para reclutar plenamente un número máximo de fibras abdominales.

Abdominales perfectos – Cardio

Otra razón por la cual muchos aficionados al deporte fracasan en su intento de tener unos abdominales perfectos es porque no han quemado la suficiente de la grasa almacenada que les cubre los abdominales.

Con la excepción de algunos deportistas metabólicamente dotados, la mayoría de nosotros tendremos que hacer algún tipo de actividad cardiovascular para forzar a nuestro cuerpo para descomponer los adipocitos, liberando ácidos grasos libres que pueden ser utilizados como combustible.

Muchos atletas experimentados prefieren hacer durante la primera hora de la mañana, ejercicio cardiovascular, incluso antes de la primera comida. Este es un período crítico debido a que la glucosa en sangre, la insulina y los niveles de glucógeno muscular están agotados, por lo que es más fácil golpear a la grasa almacenada en nuestro estómago. Además de elegir el período fisiológico óptimo para hacer cardio, la intensidad y la duración son otros dos factores clave a considerar.

Para preservar el tejido muscular que ganamos con tanto esfuerzo, los deportistas más competitivos mantienen la intensidad de su ejercicio cardiovascular en alrededor de 55-65 por ciento de un esfuerzo máximo. Esta estrategia puede funcionar para conservar el glucógeno muscular y quemar proporcionalmente más grasa en comparación con valores de mayor intensidad en funcionamiento.

Una vez que logremos alcanzar una intensidad suficiente para mantenernos en una zona de quema de grasa óptima, es importante no excederse en la duración y la frecuencia de las sesiones de cardio.

Al mantener cada sesión de cardio para quemar grasa en sesiones de menos de 45 minutos, y permitiendo que nuestro cuerpo se tome su tiempo entre sesiones de entrenamiento para reparar y recuperarse, evitaremos catabolizar fibras musculares rápidamente.

Abdominales perfectos – Quemadores de grasas

La dieta y el entrenamiento son componentes clave para cualquier programa de eliminar grasa abdominal, pero si realmente queremos tener unos abdominales perfectos, necesitaremos algo de apoyo extra, en forma de suplemento que nos ayude a darnos ese empujón que necesitamos para alcanzar la meta.

Los quemadores de grasa, que están científicamente testados, están hechos con ingredientes que son claves para eliminar grasas. Un método científicamente investigado para movilizar la grasa almacenada es a través de la ruta bioquímica de la oxidación de grasas .

La oxidación de grasa se ​​refiere al proceso por el cual la grasa almacenada se descompone y se metaboliza de manera que se puede utilizar como fuente de energía. Puedes buscar el quemador de grasa que más te atraiga para aumentar la oxidación de la grasa a nivel celular.

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general