Se ha puesto de moda en las redes sociales, especialmente en Instagram, un tipo de tendencia de los más peculiar y peligrosa. Se conoce con el nombre de Ab crack, y consiste en lograr un abdomen completamente plano pero con una característica muy peculiar, ya que aparece una línea vertical, levemente hundida, en el centro del vientre.

En la siguiente foto, lo podemos ver de mejor manera.

ab crack

¿Cómo se consigue el Ab crack?

Lo curioso, es que el ab crack no se obtiene realizando dieta, ya que es imposible conseguirlo así. El camino que se debe seguir es a través de una ruptura de las fibras del abdomen que producen tal efecto. Sí, autolesionarnos para que aparezca, pues es una somatización que aparece al dañarnos el vientre.

Las promotoras de esta nueva moda, que se suma a otras anteriores como fue el tigh gap, que básicamente se trata de una separación excesiva entre los muslos, o el bikini bridge, que es el hueco que queda en el abdomen, entre los huesos de las caderas al usar bikini, son las modelos Hannah Bronfman, Emily Ratajkowski y Stella Maxwell. Las mismas, se han encargado de crear tendencia a través de las redes sociales, subiendo fotos en las que aparecen con tales marcas.

Pero es importante matizar, que las personas que no tienen esta grieta pueden sentir que deben tenerla para ser bellas, y luego inclinarse por pasar hambre y entrenar obsesivamente con el fin de conseguirlo. Es un objetivo engañoso para alcanzar. No hay nada saludable en obtener esta grieta, al contrario que puede ser tener un abdomen definido y fuerte, que realmente muestra fortaleza física y salud.

No obstante, el hecho de obsesionarse y cumplir una rutina a rajatabla no garantiza que esta dichosa línea vaya a aparecer. De hecho, como dije anteriormente, se trata de una lesión conocida como diástasis abdominal.

Ésta, se trata de la separación entre los músculos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los mantiene unidos entre sí, y a la línea media del cuerpo. El AB crack no necesita de una diástasis muy pronunciada, basta con el desgarro inicial de la lesión, pero no por ello deja de ser peligrosa, llegando a poder provocar una hernia.

Por tanto, mucho cuidado con lo que pretendéis conseguir, pues por muy de moda que un determinado patrón físico pueda estar, es poco sensato tratar de mejorar nuestra figura a través de lesiones.

 

Publicado por Juanma

Amante del deporte de fuerza y del entrenamiento funcional en general